0
Tu carrito

Joyas del siglo XVIII en Europa – 3ª parte

FRANCIA

Las gemas mas utilizadas en Francia son los diamantes, rubíes y las espinelas rojas.

Francia marcaba las tendencias, sus preferencias se orientaban hacia los ornamentos inspirados en el estilo rococó. Los franceses siguieron siendo un modelo de gusto y pompa para todo el mundo occidental, incluso en Inglaterra, donde el desprecio abierto por la naturaleza y los modales franceses eran una actitud generalizada. La nobleza inglesa no dudó en imitar su moda y comportamiento.

Francia fue hasta 1795 el país más poblado de Europa y el 3ª país más poblado del mundo sólo por detrás de China e India.

Pendientes lazo siglo XVIII
Pendientes lazo siglo XVIII

A partir de 1760 tomaron el control las piedras de colores particularmente los zafiros. Para aquellos que no podían pagar diamantes y zafiros, la elección no tenía límite: se encontraron anillos con cristales de roca, ónix y otras semipreciosas.

En Francia se prefirió el uso de piedras mas bien pequeñas y en el diseño de las joyas se puso mucho cuidado en dar una sensación de tridimensionalidad o al menos de relieve.

Broche francés mediados siglo XVIII en zafiros incoloros y azules
Broche francés mediados siglo XVIII en zafiros incoloros y azules

Como maestros de orfebres importantes destacan Jean Bourquet 1712- 1723, también Briceau y Mondon que desarrollaron su actividad en la primera mitad de siglo.

Auguste Duflos, en su obra Dessins de joaillerie, publicada en 1722 afirma que las piedras de color están en desuso, pero subraya lo mucho que eso limita el diseño.

La labor de joyero y diamantista que realiza Duflos apenas es citada en la bibliografía francesa, sin embargo en la biblioteca nacional de París se conservan los dibujos de la corona para Luis XV.

En 1767 publica el “recueil de dibujos de joyas”.

La burguesía siempre intentando imitar a la aristocracia recurrió a otros materiales para sustituir a las piedras preciosas con la producción de nuevas técnicas y procesos industriales.

En este contexto la novedad más importante fue el desarrollo de las piedras preciosas artificiales ya muy conocidas en el siglo XVII, al igual que en nuestro siglo XXI han aparecido los diamantes creados en laboratorio para abaratar los precios de los diamantes naturales.

Cuando el gusto por el color volvió a las joyas, se hicieron imitaciones de todo tipo de piedras preciosas y comenzaron a ser apreciadas como obras de arte y debido al valor intrínseco moderado de estas piezas han llegado hasta nosotros.

Joya en forma de flor del siglo XVIII

En 1676, el químico George Raffaele Venscroft había descubierto un nuevo tipo de piedras de vidrio, base de óxido de plomo o vidrio de Silex, con un índice de refracción más alto que los materiales tradicionales y por tanto con brillo. Otra propiedad del vidrio de óxido de plomo era su facilidad de corte de facetas en la talla diamante, introducido a principios de siglo.

Joseph Strasser, desarrolló en el siglo XVIII un cristal de plomo con características de brillo que restauró el aspecto de los antiguos. A las pastas vítreas de mayor calidad se les denomina strass.

Colgante de pasta vítrea coloreada del siglo XVIII
Colgante de pasta vítrea coloreada del siglo XVIII

Alrededor de 1767 parece que hubo sólo en París vidrios Ravenscroft o Rhinestone por el nombre del inventor que mejoró las cualidades ópticas de las piedras falsas.

Había 114 artesanos que producían joyas de piedras falsas. Aunque el objetivo más importante, era satisfacer a una nueva clientela interesada en las joyas que no podían permitirse los lujosos materiales tradicionales.

Otros materiales fueron muy utilizados, como la pirita y la marcasita.

Ademas de las piedras de imitación, había oro de imitación; el tipo desarrollado por el inglés Christopher Pinchbeck, que consiste en una aleación de cobre y zinc, tuvo un gran éxito y fue ampliamente utilizado en la fabricación de hebillas de zapatos, botones, etc.

Hebilla del siglo XVIII de cobre y zinc
Hebilla del siglo XVIII de cobre y zinc

REVOLUCIÓN FRANCESA

Los efectos de la revolución francesa se sintieron en toda Europa occidental pero Francia fue la mas afectada. La nueva república había cancelado definitivamente el esplendor de una corte que había reinado durante siglos. Ahora el lujo y la pompa estaban prohibidos. Los pocos tradicionales de la joyería, no podían usar nada suntuoso para no ser reconocidos como aristócratas.

Las mujeres llevaban el pelo peinado en un estilo que se hizo conocido como “la víctima”: el cabello retirado de la cabeza, en cuanto a los ejecutados por la guillotina y en el cuello usaban una cinta roja delgada como símbolo del mismo destino.

La revolución había provocado una crisis en el tesoro francés y muchos aristócratas, con la esperanza de calmar a los revolucionarios, les entregaron las joyas.

En 1792 todo el tesoro de Francia robado y dividido se recuperó en parte, este período en lo que respecta a las joyas fue el mas siniestro de toda la historia de Francia, sin embargo la moda había seguido evolucionando incluso durante los años de la revolución, lo que refleja el renovado interés por el CLASICISMO. Surgió la moda “a la greca” en el vestir.

A finales del siglo XVIII se dio una renovación del diseño. Los diamantes, sin embargo, todavía se consideraban un insulto a la democracia y la mayor parte de la joyería se hacía con semipreciosas. Napoleón cultivó una profunda pasión por las joyas y en 1804, cuando Napoleón se declaró emperador, había restaurado la mayoría de las joyas de la corona francesa y  entonces estableció una escuela de artes y oficios para sordomudos donde se enseñaba el arte de la orfebrería y el corte de gemas.

Collar francés, mitad siglo XVIII
Collar francés, mitad siglo XVIII

INGLATERRA

En Inglaterra, donde la prosperidad económica había traído a muchos extranjeros, los orfebres se habían adaptado al gusto local, más rígido y severo, moderando sus ideas renovadoras. Poseían cierta elegancia austera alejada de las extravagancias del rococó francés. Son los ingleses los que más diferencian entre joyas de día y de noche.

Broche en plata y diamantes de 1759, posiblemente inglés, realizado para conmemorar la segunda aparición del cometa Halley.
Broche en plata y diamantes de 1759, posiblemente inglés, realizado para conmemorar la segunda aparición del cometa Halley.

La continua búsqueda de materiales sencillos que tuviesen la propiedad de reflejar la luz de las velas como las gemas facetadas, llevó a finales de siglo a la introducción del acero, ampliamente usado en joyería entre 1770 y 1780. Pequeños fragmentos de acero en forma de bolas se tallaban cuidadosamente en facetas, se pulimentaban y luego se aplicaban a una estructura metálica adecuada, dando un aspecto similar al de los diamantes.

Lejos de ser despreciado, el acero afacetado fue bien aceptado por todas las clases sociales y a veces alcanzó precios muy altos.

Inglaterra se distinguió por ese tipo de trabajos. Los principales centros son Woodstock y Birmingham.

Joya de acero con bolas facetadas del siglo XVIII en Inglaterra
Joya de acero con bolas facetadas del siglo XVIII en Inglaterra

El acero fue también el material preferido para montar los camafeos de cerámica de Wedgwood 1770 – 1780. Josiah Wedgwood había elaborado hacia 1764 un tipo de pasta cerámica muy fina que podía ser teñida con óxido metálico de colores delicados, como azul, verde, rosa e incluso negro.

Camafeo cerámica Wedgwood 1764, Inglaterra
Camafeo cerámica Wedgwood 1764, Inglaterra

ALEMANIA

Aunque os resulte un poco tétrico, tengo que hablar de los esqueletos alemanes enjoyados pues es historia de la joyería también, y son cadáveres de la antigua Roma que fueron exhumados de las propias catacumbas romanas, siendo enviados al extranjero como reliquias de santos.

En Roggenburg, Baviera hay un festival que se celebra el 15 de agosto y donde se exhiben a los santos de la catacumbas que han sido cubiertos con joyas.

Esqueleto enjoyado, Santa Severina en Roggenburg (Alemanía)
Esqueleto enjoyado, Santa Severina en Roggenburg (Alemanía)

Estos esqueletos alemanes  se veneraron en el mundo germánico como reliquias  de mártires romanos desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XVIII. Los restos  mortales fueron a parar a las fuerzas católicas en el momento de la contrarreforma. La Alemania meridional fue su principal destino debido a que sus iglesias habían sufrido saqueos y la destrucción de muchos de sus objetos de culto, como consecuencia del enfrentamiento contra los protestantes.

A esto si le llamo yo “vestir al santo”.

Esqueleto enjoyado del siglo XVIII en Alemania
Esqueleto enjoyado del siglo XVIII en Alemania

En Francia, existe el llamado “Les carriéres de París” catacumbas donde se almacenan huesos, fue en 1786 cuando se trasladaron desde Halles, mas tarde se decidió colocar los huesos en forma de muralla.

Les Carriéres de Paris, son catacumbas donde se almacenan huesos en forma de muralla 1786
Les Carriéres de Paris, son catacumbas donde se almacenan huesos en forma de muralla 1786
Muralla de huesos de las catacumbas de París
Muralla de huesos de las catacumbas de París

En Alemania se hicieron ornamentos para sombreros maravillosos como este de Johan Storff.

Alfiler de sombrero de diamantes talla rosa con forma de lazo, encargado por Joseph Maximilian III, en 1765. Ornamento para el sombrero.
Alfiler de sombrero de diamantes talla rosa con forma de lazo, encargado por Joseph Maximilian III, en 1765. Ornamento para el sombrero.

ITALIA

En Italia , la piedra mas utilizada es el coral.

Durante los últimos 30 años del siglo XVIII se produciría otro cambio radical del gusto por el descubrimiento de los yacimientos arqueológicos de Pompeya y Herculano, donde las líneas sinuosas y asimétricas del rococó serían sustituidas por un nuevo concepto estético basado en los ideales de armonía clásica.

Las curvas características del período Luis XV evoluciona rápidamente hacia la severidad en la composición y a la mayor simplicidad del diseño propio del estilo Neoclásico.

La joyería adopta los modelos griegos y romanos que se expresan sobre todo en la moda del camafeo como elemento básico de la ornamentación. Se producen los camafeos según los cánones clásicos.

Corona de coral italiano siglo XIX con decoración de camafeos
Corona de coral italiano siglo XIX con decoración de camafeos

La variedad  utilizada en joyería es el cirallium noble (coral precioso) que es compacto y sólido. Las tonalidades van desde el rosado-blanco al rosa pálido (piel de Angel) y al rojo óxido.

Se usa principalmente como cuentas o montado en cabujón o tallado en camafeo o grabadas en hueco.

El centro de operaciones ha sido durante mucho tiempo Torre del Greco, cerca de Nápoles pero hay otros centros cerca de Génova , también en Japón , China y Corea . Sus fuentes principales se sitúan a lo largo de las costas del mediterráneo, pero hoy se encuentra también en Australia, Hawai y Japón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protección de datos personales
Utilizaremos sus datos para publicar comentarios. Para más información sobre el tratamiento y sus derechos, consulte la política de privacidad